MICROECONOMIA

La microeconomía estudia las decisiones que toman tres tipos de agentes económicos: los consumidores, los productores y el Estado.

ALUMNOS UNED 2.013 - 2.014 SE PUEDE DESCARGAR EL MATERIAL EN EL SIGUIENTE ENLACE (INTRODUCCIÓN A LA MICROECONOMÍA):

 

Microeconomia Uned..pdf
Download

PARA VER EL RESUMEN DEL CURSO:

 

Ideas basicas intmicro.docx
Download

EL PROGRAMA DE INTRODUCCIÓN A LA MICROECONOMÍA:

 

Int micro 13 - 14..doc
Download

EL PROGRAMA  MICROECONOMÍA, ADE:

 

Micro 13 - 14..doc
Download

 

Para los que estéis interesados en saber ideas básicas de economía y microeconomía dejo la siguiente lectura:

 

1.   Introducción a la economía.

La economía es la ciencia que se ocupa de la mejor asignación posible de recursos escasos en un mundo de deseos ilimitados, para ello nos dotará de mecanismos para lograrlo.

Hay 3 tipos de agentes económicos; los consumidores, cuyo objetivo es maximizar su utilidad o felicidad; los productores o empresarios, cuyo objetivo es maximizar sus beneficios, y el Estado, cuyo objetivo es mejorar el bienestar global de todas las personas que habitan en el mismo. El curso nos dotará de ideas básicas para comprender cómo actúan estos agentes.

Todo agente tiene para elegir varias opciones; es lo que se llama la frontera de posibilidades de producción. En el momento de tomar una decisión, debemos pensar en el coste de oportunidad, es decir, lo que sacrificamos en términos de renta, tiempo y otros bienes por tomar una decisión. Las fronteras pueden ser de coste de oportunidad variable (Robinson Crusoe y los cocos y los peces; cuesta menos coger el primer coco que el que está más arriba) o de coste de oportunidad constante (si tenemos un presupuesto para consumir en cervezas y cubatas y el precio del cubata es doble al consumir un cubata adicional sacrificamos siempre dos cervezas). Sea el escenario que sea debemos distinguir entre los puntos eficientes, los puntos ineficientes y los inalcanzables.

La forma en la que se interrelacionan los 3 tipos de agentes económicos determina el sistema económico. En una democracia, los partidos votados tienen determinada una ideología que permite ir más hacia un tipo de sistema económico.

2.   El comportamiento del consumidor.

El objetivo del consumidor es maximizar su utilidad o felicidad, toda su actividad depende de ello.

Desde este punto de vista, se establecen dos supuestos;

a/ un consumidor es racional, lo que supone eficiencia (nunca toma una opción con coste de oportunidad no nulo) y consistente (nunca toma opciones que antes había desechado).

b/ la decisión depende de un rápido análisis de beneficios; ingreso – coste. La valoración de las medidas es subjetiva, y sugiere que una persona hace tan sólo aquello que le merece la pena.

A partir de estos supuestos se desarrolla la “teoría del consumidor”.

Un consumidor se ofrece a trabajar de manera que estará dispuesta a trabajar más horas si le pagan más hasta llegar a un límite. La oferta de trabajo interrelaciona salarios y tiempo de trabajo.

Un consumidor demanda bienes y servicios, de forma que conforme más barato es un bien más unidades está dispuesto a comprar. La demanda interrelaciona precios y cantidad de bienes.

A partir de la demanda aparece el excedente del consumidor, que consiste en la diferencia entre lo que está dispuesto a pagar por un bien y lo que realmente paga. La idea es que todas las películas de cine cuestan el mismo dinero, pero por la primera estoy dispuesto a pagar más que por la segunda, ya que me gusta más (este principio se llama en economía de “utilidad marginal decreciente”).

En todo caso, eso demuestra que de los bienes hay 3 asignaciones pecuniarias; el coste del mismo, el precio de venta y el valor que un comprador asigna al bien. La compra se realiza cuando el precio de venta es menor que ese valor o precio de reserva (cantidad mínima de dinero que estamos dispuestos a pagar por un bien) y el consumidor, por supuesto, tiene la renta necesaria para comprar ese bien.

Se supone que la cantidad de compra de un bien depende de 3 factores; la renta (si a más dinero compramos más de un bien es normal; en caso contrario, inferior), el precio (si a más precio compramos menos de un bien es ordinario, en caso contrario giffen) y el precio de bienes relacionados con el mismo (si al subir el precio de otro bien compro más de este son bienes sustitutivos; en caso contrario, son complementarios).

Es interesante analizar la demanda de un bien desde el punto de vista de la elasticidad, ya que mide la variación porcentual en la cantidad demandada ante variaciones porcentuales del precio (el análisis se hace así ya que no es lo mismo cobrar un euro más por un coche que por una barra de pan).

El precio de un bien está en la zona inelástica (menos sensible) de la curva de demanda si al subirlo un 1% la cantidad demandada baja menos del 1% y en la zona elástica (más sensible) si al subir el precio un 1% la cantidad demandada baja más del 1%. El punto de ingreso máximo para el empresario es el de elasticidad igual a -1.

Una demanda es más inelástica conforme más vertical es. Por lo tanto, es más elástica conforme más horizontal es.

3.   Decisiones de producción en una empresa.

Un empresario tiene como objetivo principal maximizar sus beneficios.

Una empresa se caracteriza por producir cierta cantidad de bienes que dependen de las unidades de capital y de los trabajadores de la misma. Todos los términos vienen relacionados mediante la función de producción.

Una función de producción puede tener rendimientos constantes si al doblar el trabajo y el capital la producción se dobla; si logramos que aumente más del doble son rendimientos crecientes y si no llegamos al doble son rendimientos decrecientes.

De todas formas, toda empresa está sujeta al principio de la ley de los rendimientos decrecientes; si el capital es fijo e introducimos más trabajadores en la empresa llegará un momento en el que la producción adicional de un trabajador será menor que la del trabajador anterior.

Así pues, ¿cómo paga un empresario? Lo que gana con la entrada de un trabajador es el producto marginal (cantidad adicional de bien producido como consecuencia de dicha contratación; matemáticamente se calcula derivando la función de producción) que genera por el precio de venta del bien; como le paga un salario, el empresario contratará siempre que dicho producto sea superior al salario.

La función de costes de una empresa se calcula sabiendo los trabajadores que necesito para producir cierta cantidad de bien; multiplicando dicho número por el salario del trabajador y teniendo en cuenta el coste del capital se determina esta función, que depende de la cantidad total que deseamos producir.

A partir de la función de costes podemos determinar el coste total medio (dividiendo por q), el coste variable medio (dividiendo por q la parte variable) y el coste marginal (derivando), que indica el coste aproximado de producir una unidad adicional de bien.

Lógicamente, un empresario sólo produce si el coste marginal es menor que el precio de venta, ya que si no el producto no es rentable. Para saber la producción total basta igualar el precio al coste marginal.

Existen 2 precios de referencia para un empresario; el umbral de rentabilidad (se calcula igualando coste total medio a coste marginal) o nivel a partir del cual se gana dinero y el mínimo de explotación (se calcula igualando el coste variable medio al coste marginal) o nivel a partir del cual merece la pena producir aun perdiendo, ya que como se cubren costes variables el empresario se ahorra parte de los fijos.

4.   Equilibrio en el mercado competitivo.

Con la teoría analizada en los temas anteriores, se deduce las funciones de oferta y demanda globales. En todo caso, hay que tener en cuenta que para obtener ofertas y demandas agregadas se suman cantidades, nunca precios. Así, es útil recordar que dada una función de demanda representamos el precio en función de la cantidad para hacer representaciones gráficas por el tema de excedentes y la cantidad en función del precio para hacer cálculos de elasticidad y de demandas agregadas, actuando de la misma forma con la función de oferta.

En todo caso, igualando la oferta y la demanda se obtiene la cantidad y el precio de equilibrio.

Hay que tener en cuenta que:

a/ El excedente del consumidor es el área entre la curva de demanda y el precio.

b/ El excedente del productor es el área entre la curva de oferta y el precio. No hay que confundir excedente del productor con beneficio, ya que no se tienen en cuenta los costes fijos. De hecho, el beneficio viene dado por la diferencia entre el excedente del productor y los costes fijos.

c/ Si el precio está por encima del de equilibrio, hay un exceso de oferta, aunque si el empresario tiene la información adecuada produce la cantidad necesaria para tener un mayor excedente.

d/ Si el precio está por debajo del de equilibrio hay un exceso de demanda, y el excedente del consumidor es mayor.

e/ Sólo hay eficiencia en equilibrio, ya que en el resto de escenarios una parte del excedente no se la queda ningún agente económico.

Es muy importante entender la estática comparada, que consiste en saber los movimientos de oferta y demanda a partir de unñ suceso dado. Hay que tener en cuenta que:

a/ En economía, subir es desplazarse a la derecha, ya que supone que al mismo precio se oferta o se demanda más cantidad.

b/ Supondremos que un suceso tiene un único efecto sobre la oferta o demanda en términos de subida o bajada.

c/ Hay que distinguir cambios en la oferta y la demanda con cambios en la cantidad ofertada y la cantidad demandada.

d/ Si hay dos o más sucesos globales, el efecto final puede depender del desplazamiento relativo de las dos curvas.

En un mercado se supone que en el largo plazo van a entrar empresas bajando el precio hasta llegar al denominado precio natural o umbral de rentabilidad. A partir de ese nivel, ya no entran más empresas debido a que la posterior bajada de precios supondría pérdidas para todas. Esto sugiere que en un mercado en el que todas las empresas tienen la misma tecnología el número eficiente de empresas viene dado por el precio natural.

5.   Fallos de mercado e intervención pública.

Una economía sería perfecta si todos los bienes y servicios producidos en los diferentes mercados fuesen los adecuados para empresarios y consumidores. Pero muchas veces no ocurre eso ya que un precio puede ser muy alto para el consumidor (alquiler de un piso) o muy bajo para un productor (leche). Por otro lado, existen bienes que debido a sus características de necesidad especial deben ser regulados como el agua, la sanidad o la educación. Además, existes otros factores que en cierta medida obligan a la intervención del Estado.

 Ordenando todos:

a/ El Estado debe promover las mejores condiciones en los mercados para llegar a la eficiencia (estos mercados son los de competencia perfecta, como se verá en el tema siguiente).

b/ Existen políticas de precios máximos (alquiler) o de precios mínimos (leche) para defender a ciertos agentes económicos.

c/ Se deben regular los bienes públicos, que son los no excluibles (los puede usar todo el mundo) y no rivales (el uso de una persona no impide el uso de otra).

d/ Cuando una actividad económica de un agente afecta a otro hablamos de externalidad. Un externalidad puede ser positiva o negativa, de producción o de consumo, según implique que otra empresa produzca más o menos, o una persona consuma más o menos. Una empresa que contamina a otra produce una externalidad de producción negativa; un cine al lado de un bar produce una externalidad positiva de consumo. Existen muchos sucesos que se pueden interpretar como externalidades, aunque los más difusos son los debidos al cambio climático, ya que es difícil determinar cómo afecta la contaminación de una empresa a otra que está a miles de kilómetros.

e/ Las externalidades se pueden regular dejando un nivel para una contaminación máxima (multas), obligando a pagar impuestos por contaminar (o derechos por emisión, como en el célebre mercado de CO2) o calcular el efecto de una externalidad para pagarlo (si una discoteca mete demasiado ruido, puede “pagarlo” a la comunidad de vecinos afectada).

f/ La tragedia de los comunes se da cuando un agente tiene incentivos para no cumplir un acuerdo y es difícil descubrirlo. El caso típico es el de las vacas y el pasto en una propiedad común, ya que es muy difícil saber si un ganadero introduce una vaca más. La tragedia de los comunes explica casos tan extremos como la sobreexplotación de los recursos y el pago superior en las cenas de amigos, ya que a más gente se suele pagar, de media, más.

g/ El gobierno debe dar seguridad jurídica para que las empresas inviertan más.

h/ Las políticas deben proveer cierta equidad, más que de dinero, de oportunidades. Las sociedades con más desigualdad son más propensas a tener más revoluciones.

6.   Monopolio y (7) tipos de mercados.

COMPETENCIA PERFECTA: múltiples consumidores y empresas. Producto homogéneo. Información perfecta. No existen costes de transacción. P = CMg.

COMPETENCIA MONOPOLÍSTICA: el producto es diferenciado y por lo tanto tiene su demanda particular, pero un precio más alto hace que ciertos consumidores dejen el producto. El marketing tiene influencia.

OLIGOPOLIO: actúan unas pocas empresas.

Puede ser colusivo (si pactan precios, también se llama cártel; en el límite llega a ser un monopolio) y no colusivo (en su límite puede llegar al precio de competencia perfecta).

Las decisiones de los oligopolios son de estrategia (sin son de cantidad; por ejemplo, una gran inversión en una fábrica; Cournot) o de táctica (si son de precios; Bertrand).

Además, existe la posibilidad de mercados con empresas líderes y seguidoras (Stackelberg), las cuales actúan según lo hagan las principales.

DUOPOLIO: el mismo efecto que en el caso anterior, pero es un mercado formado por tan sólo dos empresas.

MONOPOLIO: mercado formado por una única empresa. En el límite, IMg = CMg.

La razón del monopolio es una patente (farmacéuticas) unos costes fijos altos (vías de tren) o la regulación (eléctricas).

OCEANO AZUL: aquel mercado en el una empresa se crea su propia demanda y, muy importante, el consumidor sólo desea productos de esa empresa (circo del sol, Messi, Ronaldo, Vargas Llosa, Mayumaná). No existe sustitutivo posible.

Una empresa debe estudiar el tipo de mercado en el que se va a establecer y el tipo de bien que va a vender, que puede ser:

NORMAL – INFERIOR (Restaurantes de comida rápida).

ORDINARIO – GIFFEN (Bajar precios a veces es contraproducente; ropa de marca).

SUSTITUTIVO – COMPLEMENTARIO (¿Qué rivales tengo? Cosmética y ropa).

En el mercado de competencia perfecta y el de monopolio debemos saber llegar al precio, cantidad de equilibrio y beneficio de la empresa, además de representar gráficamente el equilibrio al que se llega.

Un soporte interesante para comprender estos mercados nos los da la teoría de juegos. En la misma, debemos saber interpretar una matriz de pagos, saber cuando hay equilibrio (recordando que es el punto en el cual ningún agente económico tiene incentivos para cambiar de elección; además, dicho equilibrio puede no ser eficiente, no existir, o tener varios). Un agente tiene estrategia dominante cuando siempre va a realizar la misma elección haga lo que haga el otro. Por último, es interesante analizar los equilibrios secuenciales, en los cuales se deduce el equilibrio por inducción “hacia atrás” (algoritmo de Zermelo).

8. El mercado de trabajo.

La medición del paro depende del número de desempleados que hay en una economía y en la población activa (personas que estando en edad de trabajar desean hacerlo). Así, la tasa de paro es el cociente entre las dos magnitudes anteriores.

El paro del INEM no es el mismo que el de la EPA, ya que en el primer caso la población activa viene dada por los inscritos en el INEM y en el segundo caso está más representada.

En el mercado de trabajo, como siempre, hay equilibrio cuando la oferta iguala a la demanda. Hay que saber calcularlo matemáticamente (muy sencillo) o intuir los movimientos del mercado a partir de la estática comparada. Para ello, no hay que olvidar que la oferta de trabajo es de los trabajadores y la demanda de trabajo viene dada por las empresas.

El establecimiento de un salario por encima del de equilibrio (según el análisis económico más sencillo), salario mínimo, genera paro.

Es interesante el cambio de paradigma en el mercado de trabajo (pasando de las aptitudes algorítmicas a las aptitudes creativas) y el análisis friccional de los premios Nobel del 2.010.

 

 

 

Google AnalyticsUA-44495578-1