IDEAS, AFORISMOS.

       En esta sección aparece, en primer lugar, un artículo de inspiración; después aparecen diferentes ideas y aforismos que, espero, pueden ser útiles para todos.

 

Esperanzas.

                Vivimos tiempos difíciles, en los que el futuro parece cada vez más oscuro. A menudo las perspectivas se ven difuminadas, no vemos más que baches, problemas o dificultades. Leemos noticias de que entra dinero en España, pero en lo que es nuestro bolsillo no entra mucho, no. Más bien sólo sale.

                Y es que es difícil vivir si no tenemos la esperanza de tener un futuro mejor. Y no parece lo más fácil cuando los jóvenes desean vivir como sus padres.

                Entonces, ¿hay motivos para la esperanza?

                Pues yo creo que sí. Para empezar, si me dan a elegir la opción de ser optimista o pesimista yo elijo la primera. Permite ver la vida con más ganas e ilusión. Al fin y al cabo, un optimista tiene proyectos, un pesimista tiene excusas.

                Esa es la primera opción. Como consecuencia de ello, ¿qué tipo de humor voy a tener? Pues…el mejor posible. Ya dijo Gandhi que “si no fuese por el sentido del humor ya me habría suicidado”.

                El resto es gestionarse como persona. Y como personas que somos, ¿qué tenemos? Sólo tres cosas: tiempo, energía y dinero. Por ese orden de importancia. Y es que mientras que el dinero va y viene (la verdad, ahora parece que sólo se va) el tiempo sólo se va. Y la energía también es muy importante. ¿Qué somos si estamos enfermos o nos falla la salud? Poca cosa. Y es que es curioso que en el mundo en el que vivimos sólo se valore el dinero, cuando los otros factores son mucho más importantes.

                De hecho y salvo casos desastrosos, las personas antes de morir rara vez se arrepienten de malas inversiones monetarias. Lo que de verdad duele son las malas inversiones temporales. Y es que todavía hay más: ¿de qué se arrepiente más la gente antes de morir? De no haber visto crecer a sus hijos y de no haberse arriesgado más. Es decir, de una mala gestión del tiempo. O dicho de otra forma, de haberse dejado llevar.

                Así pues, ya tenemos el tercer principio: gestionar de forma correcta la dotación que todos tenemos: tiempo (24 horas cada día), energía (depende de nuestra salud), y dinero (depende de nuestro bolsillo). De verdad, no deja de sorprenderme la gran cantidad de cursos o libros que hay acerca de “cómo invertir tu dinero”, “cómo ganar dinero en bolsa” o “cómo adelgazar”. Por supuesto, no voy a despreciar este tipo de libros, pero todos, todos, dicen el mismo mensaje.

                Es inevitable pensar en que el mundo va mal, que hay mucha corrupción, muchos robos o muchas injusticias. Además, todos hemos tenido experiencias negativas que nos pueden bloquear y nos hacen ver la vida de otra forma. Pero…son reglas de la vida. Quejarse de ellas es lo mismo que quejarse de que la tierra es redonda. No tiene sentido.

                Eso sí, siempre se puede hacer algo. Es fácil pensar que “como todo el mundo lo hace…” Pero eso nos quita responsabilidad sobre el mundo que nos rodea.

                Y es que lo que hacemos es más importante de lo que parece. Si sonreímos, el mundo es un poco mejor. Si nos enfadamos, el mundo es un poco peor. Si ayudamos a los demás de una forma u otra, el mundo es un poco mejor. Si cuando vemos que hay una catástrofe como la de Filipinas decimos “que pena” y cambiamos el canal el mundo es un poco peor.

                Por lo tanto, es bueno pensar dónde gastamos el dinero, dónde lo invertimos y qué hacemos con nuestro tiempo de cara a dejar un mundo mejor. Así, hemos llegado al cuarto principio: tomar pequeñas decisiones que mejoren al mundo.

                Ahora bien, ¿qué hacemos con nuestra vida? ¿Existe un propósito? ¿Qué hay después? ¿Para qué trabajar y pelear si vamos a acabar en una caja de madera?

                Sí, es muy difícil contestar a esta pregunta. Y lo es debido a la entrada de factores religiosos y personales de fondo. Hay personas para las que la vida no tiene sentido, hay personas para las que todo tiene una lógica y su razón de ser.

                ¿Qué se puede hacer en este contexto?

                Muchas veces pensamos que la vida es un regalo y que hay que vivirla y punto. Al estilo del “carpe diem” (aprovecha cada momento). Yo sin embargo no pienso así. Yo creo que nuestra llegada a este hermoso punto azul pálido en medio del universo tiene sentido. Todos los que estamos aquí somos polvo de estrellas y somos el cúmulo de muchísimas circunstancias debidas al azar. Y eso acarrea una gran responsabilidad, ya que supone vivir de manera que nuestra vida haya merecido la pena. Y ahí es donde radica nuestro propósito y transcendencia. Este propósito es muy personal. Es nuestra elección. Y es sólo nuestra.

                En resumidas cuentas, quiero y deseo un futuro de esperanza. Y para que germine tengo claro lo que haré:

                Seré optimista. Tendré sentido del humor. Gestionaré bien mi tiempo, mi dinero y mi energía. Procuraré dejar el mundo un poco mejor. Y viviré en consonancia con mi propósito personal.

                Es hermoso, ¿verdad?

                Feliz día nuevo.

IDEAS - AFORISMOS

 

 

"Sólo puedo decir que he logrado el equilibrio, la fuerza mental y la inspiración al pensar que estoy aportando mi granito de arena a una gran causa y que mi trabajo no cae en saco roto. Es evidente que trabajo para ver resultados. Quiero alcanzar pronto mi objetivo. Sin embargo, ni siquiera los resultados de las acciones me preocupan en exceso. Las acciones por sí mismas, mientras esté convencido de que son las correctas, ya suponen una gran satisfacción para mí". (Jawarhal Nehru, 1889-1964).

 

"Cada cual tiene una habilidad, un arte, que, sean cuales sean sus resultados, sus logros, es el suyo. El impulso instintivo que lleva a un ser humano a ejercitar ese arte, a cantar o a danzar, por poner un ejemplo, le es innato, y ese impulsto encuentra su satisfacción en la práctica, cuando se "juega" con él.

...y cada uno de nosotros arrastra consigo alguna suerte de joroba. El problema está en saber cómo arreglárselas con ella o sacar incluso ventajas con las cosas que nos abruman" (Ernst Jünger, 1895-1998)

 

"Si tu vida es aburrida y miserable porque hiciste caso a tu padre, madre, profesor, amigos o cualquiera que te dijera lo que tenías que hacer, te lo mereces" (Frank Zappa).

"Dentro de 20 años estarás más disconforme con las cosas que no has hecho que con las que hayas realizado. Así que suelta las amarras y navega lejos de la seguridad del puerto. Deja que las velas se hinchen. Explora, sueña, descubre" (Mark Twain).

 

Talentismo: régimen económico y social donde el talento es más escaso (y por tanto, más valioso) que el capital. Se inicia el 21 de diciembre del 2.012, tras una profunda crisis del sistema capitalista. El talento es "inteligencia triunfante" (convertir los conocientos en comportamientos), poner en valor lo que una persona, un equipo o una sociedad sabe, quiere y puede hacer. En el talentismo, a diferencia del capitalismo, lo intangible (factores de beneficios futuros que no tienen naturaleza física o financiera, como el capital humano, los clientes, la marca o las expectativas de futuro) son mucho más valiosas que lo tangible, lo emocional por delante de lo racional (el liderazgo es más de un 90% inteligencia emocional) y los conceptos (hemisferio derecho del cerebro) complementan necesariamente el análisis (hemisferio izquierdo). Como consecuencia, en el talentismo triunfan los modelos de negocio "gratuitos" (y al mismo tiempo muy rentables), el talentismo y la generosidad. (Juan Carlos Cubeiro, de su libro "Del capitalismo al talentismo. Claves para triunfar en la nueva era).

 

 

 “Somos agentes responsables y dueños de nuestros actos, a pesar de que vivimos en un universo determinista”. (Michael Gazzaniga, ¿Quién manda aquí?).

“Debemos prepararnos para un invierno crudo, el final del ciclo y el final de un sistema histórico” (Immanuel Wallenstein, principal impulsor del sistema mundo).

“Tenemos un plan estratégico. Lo llamamos hacer cosas” (Herb Kelleher, fundador de Southwet Airlines).

“Lo que te ha traído hasta aquí no te llevará hasta allí” (Marshall Goldsmith, coach).

 “Esta es la tragedia del hombre: las circunstancias cambian, él no” (Nicolás Maquiavelo).

 “Aquellos que esperan que las cosas lleguen es posible que sólo recojan algunas: sólo las dejadas por aquellos que salen a buscarlas” (Abraham Lincoln).

 “La curiosidad en todos los aspectos de la vida es el secreto de las personas creativas” (Leo Burnett).

“Sólo si aprovechamos la crisis para construir una sociedad más sostenible en todos los sentidos podemos ofrecer mejores salidas a las nuevas generaciones” (Alejandro Vesga).

“El cometido no es tanto ver lo que nadie ha visto si no pensar en lo que nadie ha pensado pero todo el mundo ve” (Arthur Schopenhauer).

“Algún día todos los trabajos serán raros” (Tim Broderick).

“Cuéntamelo y lo olvidaré, muéstralo y lo recordaré, hagámoslo y lo aprenderé” (Proverbio chino).

“Para ser grande hace falta un 99 por 100 de talento, un 99 por 100 de disciplina y un 99 por 100 de trabajo” (William Faulkner).

“Un ganador es alguien que reconoce sus talentos dados por Dios, trabaja para convertir esos talentos en habilidades y usa estas habilidades para conquistar sus metas” (Larry Bird, jugador de baloncesto).

"Cuando todo está hecho y todo está dicho, lo único que queda es ésto: aquellos que tengan una mente serena, conocerán la verdadera bendición que no es otra que vivir contento, sin preocuparse por las cosas del mundo, sabiendo que el mejor momento está aún por venir" (Lord Thomas Vaux).

“Los hombres desean la libertad pero están enamorados de sus cadenas” (Khalil Gibran, poeta libanés).

"Apunten a la estrella polar, no al polo norte" (O.Matsumoto).

"Todos vivimos en corriente discursos internos que refuerzan nuestros modelos mentales de cómo funciona el mundo" (Rao)"

"Existe un mundo más allá de las ideas sobre lo que es correcto o incorrecto. Allí nos encontraremos" (Rumí).

"Si todo parece que está bajo control entonces es que no estás yendo suficientemente rápido" (M.Andretti).

 "La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo ofrecemos" (Steve Jobs).

"La mente es como un paracaídas: sólo funciona si está abierta"

"Algunos sueñan para escapar de la realidad. Otros sueñan con cambiar la realidad para siempre" (Soichiro Honda).

"Hoy teneos una aberración temporal llamada capitalismo industrial, que sin darse cuenta está liquidando sus dos fuentes más importantes de capital: el mundo natural y las sociedades que funcionan adecuadamente. Ningún capitalista sensato haría tal cosa" (Amory Lovini)

"Entre el estímulo y la respuesta existe un lapso de tiempo. En ese lapso de tiempo podemos elegir nuestra respuesta. Y en nuestra respuesta subyace nuestro crecimiento y libertad" (Víctor Frankl).

"Primero debes aprender las reglas del juego. Y luego, jugar mejor que nadie" (Albert Einstein).

"El malo de la película es el bueno de su propia película" (Mike Myers).

"Tan sólo podemos decidir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado" (El señor de los anillos, J.R.Tolkien).

"Todos tenemos la capacidad de moldear las percepciones y las decisiones de otros". Laurence C.Smith.

"La esencia de la grandeza radica en la capacidad de optar por la propia realización en circunstancias en las que otras personas optan por la locura" (Wayne Dyer).

"Los dos días más importantes de tu vida son el día en el que naces y el día en el que descubres para qué" (Mark Twain).

"El hombre es muchas veces un manojo de rutinas, ideas y tradición" (Bruce Lee).

 

Google AnalyticsUA-44495578-1